logo
face twitter instagram blog

NOTICIA

AL LAGO NESS, DE ESPALDAS

Noticia del 02/08/1993 - NAVARRA HOY

Los hermanos Peña parten hoy hacia el mítico paraje de Escocia con la intención de atravesarlo a nado.

Cada loco con su tema, dice la canción, y los hermanos Peña pueden dar buena fe de ello. Nada más y nada menos que el lago Ness, en pleno corazón de Escocia, es el objetivo de su nueva aventura. Hoy lunes partirán hacia otras latitudes con el objetivo de recorrer las 39 kilómetros de sus gélidas aguas, nadando a espalda. “Siempre hemos intentado hacer cosas nuevas, y entre las posibilidades que se nos plantearon estaba el lago Ness, cuya principal dificultad está en la temperatura de las aguas, que en esta época rondará los 5 grados”, dice Carlos, el mayor de los Peña.

El monstruo, que según dice la leyenda habita es sus profundidades, es también un atractivo en tan osada aventura. ”La gente lo comenta, pero yo tengo muy claro ni que esté ni que no esté, aunque si la NASA se encuentra ahora mismo allí, debe ser por algo. Al respecto, su hermano Iñaki apunta que “si vas a nadar tampoco estás pensando en eso; yo creo que la principal dificultad es la temperatura. Es la primera vez que vamos a nadar tantas horas seguidas a tan pocos grados y, aunque vamos equipados con un traje de neopreno, te entra el agua”.

Los hermanos Peña, Carlos, de 27 años, e Iñaki, de 24,son naturales de Tolosa, aunque en el verano viven en la localidad ribera de Lodosa. Su andadura en común sobre las corrientes de los ríos comenzó en el año 89 y desde entonces se han enfrentado a diferentes aventuras, la última de ellas el pasado en el pantano de Yesa.

Carlos e Iñaki saldrán hoy en un ferry desde Portugalete, rumbo a Portsmouth, en el sur de Reino Unido. “De ahí nos desplazamos en camioneta hasta Inverness, ya en Escocia. Contamos con un equipo de cinco personas, entre las que hay un psicólogo y un juez de la Federación de actividades acuáticas, que determine la valides o no de la prueba”.

Los 39 kilómetros de longitud del famoso lago serán recorridos en dos etapas consecutivos de unas 8 horas de duración. “Lo ideal es que vayamos los dos juntos, pero puede pasa que uno esté más fuerte que otro. A nosotros lo que verdaderamente nos importa es hacerlo, aunque sea en el tiempo que sea. Normalmente solemos hacer etapas de 20 kilómetros, pero en un lago se añade la dificultad añadida de que no hay corriente”. Para llevar a un fin esta intentona “llevamos entrenando desde principios de años todos los días. Lo ideal hubiera sido entrar en sitios de agua fría, pero nos tenemos que conformar con el río Ebro (a paso por Lodosa), que ahora estará a unas 18 grados”, afirma Carlos.

La importancia de la recuperación

Al tratarse de una aventura de dos jornadas seguidas, “lo más fundamental es también la recuperación y el hecho de dormir en tiendas de campaña no nos favorece en absoluto”. A este inconveniente, se añade además el hándicap de ser los primeros que intenten tal hazaña. “Como nadie lo ha hecho todavía, vamos un poco a la expectativa, a verlas venir. Nos puede pasar algún tirón muscular por causa del frío o también un desfallecimiento por un sobreesfuerzo, aunque no nos ha ocurrido nunca. También contamos con el riesgo de alguna congelación, sobre todo en las manos”.

Si sale mal la cosa, Carlos e Iñaki apuntan que “no sería un fracaso, lo intentaríamos de nuevo. Pero tenemos que dejar claro que esta es una cosa sería y de ahí que haya un juez árbitro que nos controle en todo momento”.

La primera de las dos etapas transcurrirá entre Lochend y el castillo de Ughart, parte central de lago para, al día siguiente, internarse en un nuevo recorrido de 19 kilómetros hasta Port Augustus, todo ello nadando a espalda. Iñaki Peña apunta que en el agua la motivación es importante; “Cuando está ahí nadando sólo piensas en llegar, aunque esto no se convierte en una obsesión, sino en una inquietud. En cada una de las etapas, nunca salimos del agua ni tan siquiera nos está permitido apoyaros en la barca para comer o beber. Es conveniente comer muy poco, sobre todo barras energéticas, pero lo importante es beber”.

Los hermanos Pea aseguran que la leyenda del monstruo le ha animado también a escoger este destino. Diversos estudios has detectado la presencia de un cuerpo extraño en las inmensidades del lago, que incluso podría tratarse de un pez de colosales dimensiones. El lago Ness está situado en una falla y su profundidad es de unos 300 metros. “Nos han comentado que a partir de 10 metros no se ve nada, por lo que ha sido muy difícil realizar estudios en sus profundidades”.

La leyenda afirma además que Nessi, el popular monstruo que habita en el lago, suele hacer aparición en los meses de verano. “Allí hay gente que hace windsurf y está nadando, pero la posibilidad de su existencia es lo que más llama la atención de la gente –señala Iñaki-. La presencia de un monstruo que nos puede comer.

Siete personas tomarán parte en la expedición Ingethermik Nessi’93. Junto a los hermanos Peña el equipo de apoyo estará formado por Evaristo González y Francisco Aldave, acompañantes; Bernardo Irazábal, quien será el psicólogo del grupo; Koldo Urreta, traductor y Roberto Larraza, juez de actividades subacuáticas. El presupuesto del viaje ronda el millón de pesetas. “Hace poco que conseguimos patrocinador. Ingethermik se hace cargo de los gastos, aunque si no hubiésemos encontrado a nadie, lo pondríamos de nuestro bolsillo. Nunca queremos echarnos atrás”.

<< volver

© Copyright 2010 Carlos Peña | Inicio | Contacto | Mapa del Sitio |