logo
face twitter

NOTICIA

DOS HERMANOS TOLOSARRRAS REALIZARÁN A NADO
LA TRAVESÍA LOGROÑO-ZARAGOZA EN SEIS DÍAS

Noticia del 24/12/1989 - EL DIARIO VASCO

Inician su aventura el martes, acompañados de otros dos jóvenes. Dos jóvenes tolosarras van a nadar los doscientos kilómetros del río Ebro que separan Logroño y Zaragoza en solo seis días, entre 26 y el 31 de diciembre. La idea de lanzarse a la aventura surgió de un comentario informal en una reunión de amigos, a principios de verano. Las palabras no se las llevó el viento, como suele ser habitual en este tipo de ocasiones. El teórico proyecto se ha convertido en realidad, aderezado además con dificultades “buscadas” conscientemente por los jóvenes –cubrir más recorrido del inicialmente previsto y hacerlo además en invierno-, pero, al mismo tiempo, complicado por circunstancias inesperadas –la prolongada sequia constituye un auténtico obstáculo, puesto el río baja con muy poco agua-, no existen rápidos ni presas, los que obligará a los aventureros a emplear su fuerza al cien por cien.

Los intrépidos tolosarras son los hermanos Iñaki y Carlos Peña, de 20 y 23 años, respectivamente. Les acompañaran en su peculiar “viaje” Jesús Fariña, de 17, quien recorrerá en bicicleta la ribera del río acompañando a sus dos amigos, y “Piti” Garmendia, de 19 años, que marchará con un vehículo todo-terreno donde irán guardados los utensilios necesarios del equipo.


La prueba se divide en seis etapas: Logroño-Lodosa, Lodosa-Rincón de Soto, Rincón de Soto-Tudela, Tudela-Gallur, Gallur-Alagón, y Alagón-Zaragoza. “Saldremos a las 8 de la mañana y estaremos nadando interrumpidamente durante ocho o nueve horas cada día”, comentan los hermanos Peña. “La verdad es que la aventura supone todo un reto para nosotros, añaden, y al final hemos decidido llevarla a cabo un poco por cabezonería. Inicialmente nos iban a acompañar unos compañeros de Lodosa, pero al final no se han atrevido”.

Al término de cada etapa, los cuatro muchachos descansarán en fondas. El itinerario ha sido cuidadosamente estudiado, primero con un recorrido minucioso del lugar y después con la obtención de diapositivas. Los tolosarras conocen así las zonas que revisten mayores dificultades. “La sequía se ha convertido en uno de los principales problemas para nosotros, señala Iñaki. El río ahora se asemeja a una piscina, porque las aguan están tranquilas y nos van a obligar a nadar durante todas las etapas. Es decir, no vamos a poder dejarnos llevar por corrientes o presas, como prensamos en un principio, por la sencilla razón de que no existen”. La sequía añade un problema implícito: las rozaduras que inevitablemente sufrirán los jóvenes debido a la poca profundidad del río. Existe una zona además, a la altura del municipio de Requejo, en la que las aguas del Ebro “desaparecen”. Son cuatro kilómetros que los jóvenes deberán completar a pie.

Iñaki Peña y Jesús Fariña son estudiantes de electricidad. Carlos Peña es monitor nacional de atletismo (actual coordinador local), mientras que “Piti” Garmendia se encuentra realizando el servicio militar. A todos ellos les une una afición común: la Cruz Roja, aspecto que quizás ha resultado determinante a la hora de embarcarse en una aventura de este tipo. Pertenecen a la unidad de rescate de la institución benéfica y conocen, por tanto, de alguna manera, el sabor de riesgo.

Esta peculiar travesía Logroño Zaragoza va a ser costeada íntegramente por los jóvenes tolosarras. Ninguno de los ayuntamientos riojano, navarro y aragonés a los que se han dirigido estos tolosarras ha querido ofreces subvenciones. El presupuesto de la expedición ronda las 200.000 pesetas, y una buena parte de esta cantidad –un 75% por ciento, aproximadamente-, se lo ha llevado la compra de los trajes especiales de neopreno con los que nadarán los hermanos Peña.

Los dos aventureros tolosanos creen que las mayores dificultades radicarán en la “falta de agua, que provocará rozaduras”, el “cansancio, derivado de nadar durante ocho horas diarias, puesto que no vamos a salir del agua cada etapa ni para comer” y, por último, “el aburrimiento que también puede convertirse en un rival peligroso”.

Logroño les está ya esperando. Animo, chavales.

<< volver

© Copyright 2010 Carlos Peña | Inicio | Contacto | Mapa del Sitio |